KlientBoost, de 0$/mes a 7500$/mes en 30 días.

KlientBoost ha cruzado recientemente la nada desdeñable cifra de 3.6 millones de $ en contratos anuales recurrentes. El primer año consiguió facturar más de 100.000$ al mes con clientes recurrentes. ¿Quieres saber cómo empezó todo?

KlientBoost ha cruzado recientemente la nada desdeñable cifra de 3.6 millones de $ en contratos anuales recurrentes. El primer año consiguió facturar más de 100.000$ al mes con clientes recurrentes. ¿Quieres saber cómo empezó todo?

Sólo ante el peligro

En 2015, Jonathan Dan dejó su trabajo en una agencia dedicada a campañas de publicidad para fundar su propia agencia llamada KlienBoost

Como os podéis imaginar, empezó con unos pocos ahorros, sin oficina, sin clientes… Su plan inicial era montar una aplicación web dedicada a la gestión de publicidad. Pero dado su estado, no se podía permitir el tiempo e inversión que eso podía conllevar.

Entonces, ¿Cómo hizo para sobrepasar el millón de facturación en menos de un año? La cuestión estaba clara: montó una agencia de gestión de publicidad. Era dinero más inmediato y le permitía explotar sus conocimientos.

Entre cafés…

Antes de nada hizo algo curioso: contratar un diseñador a jornada completa. No tenía ni un sólo cliente, pero aun así decidió utilizar sus ahorros para tener la ayuda de un profesional.

Puede sonar arriesgado, pero como ya he comentado en otras ocasiones, crecer bien implica un grado de riesgo e incomodidad. En este caso, para dar un servicio de calidad Dan necesitaba un diseñador sí o sí.

No tenían oficina así que se reunían en Starbucks. Tenían un calendario en el que definían a qué Starbucks debían ir cada día para que no les terminaran echando.

7500$ en un mes

El primer mes consiguieron 3 clientes por un valor de 2500$ recurrentes cada uno. Ya no tendría ningún problema para pagar a su diseñador, y podían empezar a buscar una oficina en condiciones.

En tan sólo 30 días consiguió una facturación brutal a través de email marketing y dedicación.

Emails fríos bien trabajados

No os creáis que fue una estrategia especialmente loca… Utilizó una campaña de email marketing en frío (emails enviados a personas que no te conocen) muy sencilla:

  1. Buscó compañías que estuvieran gastando mucho en anuncios con la herramienta SpyFu.
  2. Criticó su estrategia de conversión y les dio consejos que pudieran aplicar al momento.
  3. Lo presentó en un email personalizado y amigable.

“Lo único que tenía era tiempo” declaró Jonathan, por lo que dedicó incontables horas a redactar y enviar esos correos. En ellos detallaba de forma muy personalizada cómo podía mejorar cada una de las empresas su estrategia actual.

Tuvo que enviar 100 emails totalmente manuales para conseguir estos 3 clientes. ¿Y tú todavía te estás quejando porque has hablado con un par de personas y nada?

Con personalidad

Otra cosa interesante a destacar es que enviaba GIFs graciosos al final de cada email que mostraban su personalidad y ayudaban a tener un contacto más cercano con el cliente: “Intentaba ser gracioso, intentaba ser diferente”.

Más que una relación fría entre cliente/empresa, él buscaba una relación amistosa con sus potenciales clientes. Al final, todos en el trabajo buscamos la complicidad y preferimos trabajar con alguien cercano y profesional. 

¿Cómo podemos aplicarlo a nuestro negocio?

Los clientes no vienen solos

El único recurso que tenía Dan era el tiempo, pero decidió aprovecharlo al máximo e ir uno a uno a cada uno de los potenciales clientes que encontró. Quizás tú también estés en la misma situación, o puede que dispongas de dinero suficiente para invertir…

Sea como sea, ve a por tus clientes ideales, no esperes a que las cosas simplemente te ocurran.

Sin excusas

No tener oficina, clientes o ahorros no es una excusa para no hacerlo. Si tienes una idea de negocio, o quieres dedicarte a tu pasión, mañana ya es tarde. Nadie empieza con una torre y 27 empleados el primer mes, ¿Por qué ibas a ser tú diferente? Empieza haciendo trabajos pequeños con los clientes que te gustan, crea un portfolio de tus servicios, mantén al día tus redes… Son cosas que no cuestan nada y ponen toda la maquinaria en marcha.

Insistir

Jonathan creó 100 correos muy trabajados y detallados que le llevó horas y horas redactar cada uno de ellos. De esos 100 consiguió cerrar un 3%.

En tu caso, quizás necesites mandar 200, 500 o 1000 para conseguir esos tres clientes que quieres. No es fácil pero… ¿Merece la pena?

Genera valor

Como expliqué en el caso de Zapier, el SPAM está a la orden del día. No puedes pretender que los clientes confíen en ti sin más, por tu cara bonita. Genera valor a tus clientes; ayúdales y explícales pequeños trucos para que mejoren su negocio.

Puede que estés pensando que dar contenido de calidad gratis es como que un mago desvele sus trucos. Pero… ¿realmente crees que alguien puede sustituir el valor que genera un profesional con par de trucos? ¿Crees que alguien puede cocinar como David Muñoz sabiendo simplemente cómo cortar una cebolla en juliana?

Genera confianza y valor a tus clientes, el resto vendrá sólo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba