El mundo de los chatbots

Según una encuesta realizada por LivePerson, y basándonos en la pura intuición, los chatbots son una nueva realidad que no puede ser ignorada si quieres ser eficiente en el mundo de los negocios. Sólo un 19% de las personas no quieren que les atienda un bot, al resto o les da igual o lo prefieren por la rapidez y funcionalidad.

Para 2020, al menos un 80% de los negocios tendrán algún tipo de automatización implementada con algún bot, y el 85% de las interacciones no se harán con intervención humana.

Así que acompañadme por este paseo por el útil y fascinante mundo de los chatbots, fliparás con la cantidad de tiempo y dinero que podéis ganar con esta tecnología.

¿Qué son los chatbots?

Los chatbots son programas informáticos que conducen una conversación con un usuario por escrito, voz o audio. Se utilizan principalmente en la atención al cliente, ya que son capaces de responder preguntas y delegarlas en humanos cuando sea necesario.

No solo son capaces de enviar mensajes, sino que cada vez tienen un lenguaje más natural y aprenden de las conversaciones que van teniendo. Una vez que lo pruebas, el potencial que tiene de vender tus servicios y atender a tus clientes es inmenso.

Tipos de chatbots

En general hay tres tipos:

  1. Chatbots controlados por secuencias de comandos: se basan en secuencias predefinidas para responder consultas. Estos bots están totalmente predefinidos: si un usuario pregunta X, el bot responde Y siempre. Son los menos dinámicos, pero te garantizan que siempre van a funcionar de la misma forma.
  2. Chatbots impulsados ​​por interferencias: tienen inteligencia artificial detrás de ellos (PNL). Están compuestos mentes de aprendizaje profundo y cognitivo que permiten a los chatbots analizar las respuestas de los usuarios y responder como lo harían los humanos. Los chatbots basados ​​en inteligencia artificial aprenden de forma independiente y recopilan experiencias del pasado para ser más inteligentes en el futuro.
  3. Chatbots basados ​​en datos: reconocen los patrones de la experiencia anterior y responden a partir de respuestas catalogadas. Los chatbots basados ​​en palabras clave buscan una palabra clave en una conversación para seleccionar la respuesta adecuada.

¿Qué industrias utilizan chatbots?

Evidentemente, multitud de industrias se benefician de los chatbots, y mucho más con el auge de los ecommerce. Son un auténtico indispensable en el caso de la asistencia al usuario, permiten reducir enormemente el tiempo que un humano tarda en resolver una duda.

Los nuevos usuarios por lo general realizan las mismas preguntas constantemente como el tiempo de envío, política de devolución, métodos de pago, horarios…Todas estas tareas rutinarias se vuelven mucho más fáciles si le enseñamos a un bot a responderlas. Los usuarios estarán asistidos 24/7 y nosotros podemos dedicarnos a hacer otras cosas.

Además de estas tediosas tareas, también pueden resolver cuestiones más complejas que realizan los clientes habituales; o en su defecto delegárselo al departamento adecuado con mucha facilidad. Son tan potentes que permiten incluso segmentar a los usuarios y añadirlos a un grupo para después enviarles promociones o contenido que les pueda interesar.

Malentendidos sobre los chatbots

Dos de los conceptos erróneos más comunes sobre los chatbots son que pueden destruir trabajos para los humanos y que son demasiado fáciles de implementar. Pongámoslo explícitamente: ninguno de estos es cierto. 

No destruyen trabajos

En primer lugar, los chatbots no destruyen trabajos para los seres humanos. Eliminan las tareas repetitivas y que no requieren creatividad ni conocimiento para que las personas puedan dedicar el tiempo a resolver problemas más complejos y sofisticados. Si los humanos y los bots con Inteligencia Artificial trabajan en conjunto pueden llegar a ser mucho más efectivos.

Por lo tanto, no hay que tenerles miedo a los bots, hay que verlos como herramientas que nos pueden ayudar a potenciar nuestro trabajo.

No son fáciles

En segundo lugar, los chatbots no son fáciles de implementar. Para que su bot sea realmente inteligente y universal para las diferentes consultas que puedan tener los clientes, se deben diseñar y mejorar escenarios y “entrenar” al bot. Por lo tanto, requieren un tiempo de preparación y es una estrategia que tienen un enorme potencial a medio largo plazo.

Nuestro bot

Como ejemplo tenemos el bot de nuestra web. Es relativamente nuevo y si hablas con él, es posible que haya respuestas que no controla y se equivoque (si quieres hacer la prueba haz click en el globo que encontrarás en la parte inferior derecha). Sin embargo, si vuelves a probarlo dentro de unos días, será más inteligente y te dará respuestas mucho más certeras y naturales gracias al entrenamiento y el diseño de escenarios.

Si no estás seguro de si un chatbot es para ti, escríbeme a jon@basqueting.com y te haré una muestra gratuita de cómo podría funcionar en tu web, messenger, whatsapp o telegram.

ilustración de un hombre dirigiendo a un bot con su portatil

¿Realmente funcionan?

Piénsalo durante un momento: si cada vez lo usa más gente, si empresas con enormes presupuestos lo están incorporando, si hasta pequeños negocios tienen su pequeño bot… ¿no crees que probablemente funcionen?

Es una cuestión de simple lógica. Si tú tienes un restaurante, y a la semana te llegan 10 emails preguntando si tenéis menú los fines de semana, ¿no será mejor automatizar esa respuesta? ¿No será mejor automatizar TODAS las respuestas rutinarias y repetitivas? Ahorra tiempo y dedícalo a lo que verdaderamente es importante.

Pruébalo, crea tu bot

De todos modos, no me creas, pruébalo. Aprovecha y pídeme una prueba gratuita de un bot y descubre cómo funciona. En apenas unos días empezarás a ver los resultados.

Envíame un correo a jon@basqueting.com y te montaré un pequeño bot gratuito para que pruebes si te sirve.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *